domingo, julio 08, 2012

Los Mosquitos en la lluvia practican TaiChi

¿Cómo logra sobrevivir un mosquito al impacto de una gota de lluvia que pesa entre dos y cincuenta veces más que su diminuto cuerpo?
Científicos en Estados Unidos hallaron una respuesta sorprendente: los insectos utilizan movimientos característicos del tai chi.
La clave, según investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia, está en que el pequeño y leve cuerpo del mosquito ofrece poca resistencia a la gota, descendiendo incluso con ella. De esta forma, los insectos no reciben el impacto total de la colisión.
La gota no choca contra el cuerpo en un 'golpe catastrófico' y ni siquiera llega a romperse. 'Usualmente pensamos que las gotas de lluvia chocan contra los objetos y se rompen. Pero si el objeto es lo suficientemente liviano, como un mosquito, la gota no recibe suficiente fuerza como para romperse', dijo a BBC Mundo, David Hu, profesor de ingeniería mecánica del instituto en Georgia y autor principal del estudio. 'En tai chi hay una filosofía según la cual si no resistimos la fuerza de nuestros opositores, no la sentiremos'.
'La gota empuja al mosquito hacia abajo sin romperse. Para explicar por qué la fuerza del impacto es tan reducida, me gusta usar una analogía con el tai chi, que requiere movimientos lentos para reducir la fuerza de impacto del combatiente opositor'.
'La fuerza de colisión es proporcional a la medida en la que el mosquito resiste esa fuerza. La gota pierde de esta forma apenas el 10% de su velocidad, lo que contrasta claramente con el caso, por ejemplo, de las libélulas, en que las gotas pierden el 90%'.
Filmación
Hu y el estudiante de doctorado Andrew Dickerson filmaron la colisión de las gotas de aguas con los mosquitos, utilizando una cámara de alta velocidad.
'Fue muy difícil captar esas imágenes. Las gotas de lluvia viajan a entre 5 y 10 metros por segundo, es decir, recorren la longitud de mi oficina en un único segundo', explicó Hu a BBC Mundo.
'Para recrear la lluvia dejamos caer desde el tercer piso de nuestro edificio y también desde el techo de nuestro laboratorio una secuencia de gotas sobre un contenedor alto lleno de mosquitos. De esta forma nos aseguramos de que las gotas hicieran colisión con los insectos'.
Las imágenes registradas por Hu muestran cómo los mosquitos simplemente combinan la fuerza de la gota con su propio desplazamiento y ambos caen juntos por un instante.
'Por eso no sienten la fuerza de la gota, simplemente se unen a ella y viajan juntos', dijo Hu.
Cuando un objeto en movimiento choca contra otro, es la parada abrupta lo que produce la fuerza que causa mayor daño. Por ejemplo, si un auto choca contra una pared a 50 kilómetros por hora, la pared y el auto absorben toda la energía que lleva el vehículo en movimiento, potencialmente con terribles consecuencias.
La clave para el mosquito es que por no alterar prácticamente la velocidad de la gota, absorbe una parte mínima de su energía.
Publicar un comentario